LAURA BENCHETRIT
OBRA
BIO
Laura Benchetrit nació en Buenos Aires. Se recibió de Licenciada en Economía en la UBA. Vivió en París 11 años. Fue allí donde comenzó estudios de dibujo y pintura. También asistió a cursos de Historia del Arte en I'Ecole du Louvre.

Al volver a Buenos Aires continuó sus estudios con Rómulo Sidañez, Marcela Baubeau de Secondigné, Cristina Santander, Gabriela Aberastury, Alicia Diaz Rinaldi. Realizó análisis de obra con Luis Felipe Noé y Matilde Marín.

Actualmente concurre al Centro de Edición (litografía) con Natalia Giaccheta.
2016
Galería Holz. Buenos Aires
2015
Galería Holz. Buenos Aires
2012
Casa de la Cultura Fundacruz. Río Gallegos. Santa Cruz
2010
Empatía. Espacio de Arte. Buenos Aires
2007
Galería de Arte Suipacha. Buenos Aires
2006
Casa de la Cultura Fundacruz. Río Gallegos, Santa Cruz
Instituto Cultural Argentino-Norteamericano (ICANA). Buenos Aires
2003
Galería de Arte Suipacha. Buenos Aires
2001
Galería de Arte Suipacha. Buenos Aires
2020
The Brick Lane Gallery – Printing Women – Centro de Edición - London
Festival Internacional de Grabado y Arte sobre papel – Fig Bilbao – AC Contemporary Art – Bilbao
Panorama – Semana de Galerías de Arte en Argentina - ARTEBA
2019
Aqua Art Miami–AC Contemporary Art-Miami
Papel-Arte Gráfico Contemporáneo-Fundación Rómulo Raggio–Buenos Aires
From the female perspective-Proyecto Internacional de Gráfica-Centro de Edición-BV Galerie-Klagenfurt –Austria / Galería Central Newbery- Buenos Aires-Argentina
Entre Papeles–Constelación Gráfica–ICANA-Buenos Aires
Galerie Metanoia-Centro de Edición–Gráfica Contemporánea- París
París Contemporary Art Show-AC Contemporary Art- París
ArteBA-Centro de Edición–Buenos Aires
Francofonia–Palacio Nacional da Ajuda–Lisboa
Art on Paper–AC Contemporary Art–New York
Engraved–Pompano Beach Cultural Center- Centro de Edición- Florida
2018
Contemporary Argentine Artists-Prints and Paper-Centro de Edición-Art and Design Gallery-Miami
XYLON OSTERREICH and Friends-InParadiso Art Gallery-Venecia-Italia
ArteBa-Centro de Edición-Buenos Aires
Constelacion Gráfica–Casa de la Cultura Fundacruz–Río Gallegos–Santa Cruz
Impact 10-Encuentro–Santander
Paris Contemporary Art Show–AC Contemporary Art-París
Constelación Gráfica–Museo Municipal de Bellas Artes–Lincoln–Prov. de Buenos Aires
2017
Art Málaga-AC Contemporary Art–Málaga
Scope Art Show–AC Contemporary Art-Basilea
ArteBA–Centro de Edición–Buenos Aires
Latinamerican Women Printing–Centro de Edición-Art  and Desing Gallery–Miami
Women Printmakers-Recent Works-Embajada Argentina-Washington
Latinamerican Women Printing-Pompano Beach Cultural Center-Florida
2016
Art Medellín-AC Contemporary Art-Medellín-Colombia
Contraportada-Libros de Artista-Sala Municipal de Exposiciones Lidaura Chapitel-San Martin de los Andes-Neuquén
2015
Artexpo-Acuarell Contemporary Art–New York
2014
Affordable Art Fair-Centro de Edición-Milano
Affordable Art Fair-Centro de Edición-New York
Mirá, festival de arte-Centro Cultural Recoleta-Buenos Aires
2013
Proyecto Octavo Territorio. Museo Provincial de Arte Fueguino. Río Grande. Tierra del Fuego
Proyecto Octavo Territorio. Palacio San José. Entre Ríos
2012
Aleph 60. Fundación Internacional Borges. Buenos Aires
Octavo Territorio. Museo Marítimo de Ushuaia. Ushuaia. Tierra del Fuego
Eggo. Feria de Arte. Espacio Camargo. Centro Cultural Recoleta-Buenos Aires
2011
Muestra "25 Aniversario". Fundacruz. Casa de la Cultura. Río Gallegos.
"Línea y Color X2". Casa Sur Art Hotel. Buenos Aires.
Expotrastiendas. Feria de Arte. Espacio Camargo. Buenos Aires.
"Abecedarios". Museo Metropolitano. Espacio Camargo. Buenos Aires.
2010
Expotrastiendas. Feria de Arte. Empatía, Espacio de Arte. Buenos Aires
2009
"Partes del todo". Teatro Argentino de La Plata. Buenos Aires
Artexpo 2009. Feria Internacional de Arte Contemporáneo. Revista Hoy Arte Hoy. New York
ArteSalta. Feria de Arte
2007
Hotel Sofitel Buenos Aires. The Art Market
Galería Holz. Los Coleccionables. Buenos Aires
2006
Arte en la Recova de Posadas. Taller de Gabriela Aberastury. Buenos Aires
Galería Holz. Los Coleccionables. Buenos Aires
Galerie Artitude. París
2005
ArteBA 2005. 14º Feria de Arte Contemporáneo. Galería de Arte Suipacha. Buenos Aires
"Desde la ventana". Proyecto de galería Hoy en el Arte. Cámara de Comercio Suizo Argentina. Buenos Aires
Galerie Artitude. París
2004
Arte en la Recova de Posadas. Taller de Baubeau de Secondigné. Buenos Aires
Galerie Artitude. París
2003
Galería Art Cubic. Barcelona
Arte en la Recova de Posadas. Taller de Baubeau de Secondigné. Buenos Aires
Arte en la Recova de Posadas. Taller de Cristina Santander. Buenos Aires
2000
Taller de Baubeau de Secondigné. Buenos Aires
1999
Galería La Cave. Buenos Aires
1998
Galería La Cave. Buenos Aires
1997
Galería Sara García Uriburu (taller). Buenos Aires
2020
Miniprint Internacional Rosario - 8va. edición
Cuarta Internacional Miniprint - Proyectarte - Laguna Paiva - Santa Fe
Miniprint Internacional de
Entre Ríos Luis Bourband- Museo Artemio Alisio
2019
V Salón de Grabado Zulema Petruschansky–Asociación Estímulo de Bellas Artes-Buenos Aires
XX Salón Nacional de Grabado de Entre Ríos “Artemio Alisio”
X Salón Nacional del Bicentenario-Grabado-Concordia-Entre Ríos
2018
III Bienal Internacional de Miniprint-Laguna Paiva-Santa Fe
Miniprint Internacional de Entre Rios “ Artemio Alisio”
2017
XVIII Salón Nacional de Grabado de Entre Rios “Artemio Alisio”
Miniprint Internacional Rosario-7º edición-Museo de Bellas Artes  “Juan B. Castagnino”
2016
2da Bienal Internacional de Miniprint-Laguna Paiva-Santa Fe
Miniprint Internacional de Paraná-Entre Rios
2da Bienal de Libros de Artista-Museo Casa Carnacini-Buenos Aires
2015
XVI Salón Nacional de Grabado de Entre Rios “Artemio Alisio”
Salón Nacional de Artes Visuales-104º Edición-Disciplina Grabado
XIV Salón de Pequeño Formato-Municipalidad de General Pico-La Pampa
2014
LIX Salón de Artes Plásticas "Manuel Belgrano". Grabado. Museo Sívori. Buenos Aires.
XV Salón Nacional de Grabado de Entre Rios "Artemio Alisio". Mención de Honor.
Miniprint. 6ta Muestra Internacional. Centro Cultural Roberto Fontanarrosa. Rosario.
Miniprint 2014-Centro de Edición-Austria-Argentina
2013
Premio Universidad de Belgrano a la Creación Artística 2013, seleccionada. Buenos Aires.
2012
Premio Universidad de Belgrano a la Creación Artística 2012, seleccionada. Buenos Aires.
2011
Miniprint. 5ta. Muestra Internacional. Centro Cultural Bernardino Rivadavia. Rosario.
2007
Concurso Señaladores "Revista Magenta" (Mención) Buenos Aires.
2006
Concurso señaladores "Revista Magenta". Buenos Aires.
Salón de Pintura Casan. Palacio de las Artes. Museo del Papel. Buenos Aires
2005
Salón de Pintura Casan. Palacio de las Artes. Museo del Papel. Buenos Aires
2003
XLVIII Salón de Artes Plásticas Manuel Belgrano. Museo Sívori. Buenos Aires
2002
XI Salón Internacional de Artes Plásticas ACEA'S. Mención de Honor. Barcelona
VII Bienal de Arte. Universidad de Morón. Facultad de Arquitectura, Diseño, Arte y Urbanismo. Buenos Aires
V Bienal Internacional de Acuarela. México
2000
Salón de pintura abstracta "Dimensiones IV". Buenos Aires. 2000
1999
Salón Buenos Aires del Pequeño Formato. Alianza Francesa. Buenos Aires
1998
Salón Buenos Aires del Pequeño Formato. Alianza Francesa. Buenos Aires
PRENSA
ETÉREA

Crear una obra es crear un mundo.

Vasili Kandinsky (1)


En ETÉREA de Laura Benchetrit la sutileza se vuelve a definir. Es una exposición que comprende sus últimas producciones en dos series, distintas pero conectadas, de marcada abstracción y cierto lirismo: Mundo Eclosión y Mundo Circular. En estas la artista se caracteriza por la investigación de las virtudes de los materiales y las posibilidades de las técnicas; de la combinación de ambos extrae lo máximo posible.

La eclosión es la acción de romper y abrirse, brotar y expandirse. Mundo Eclosión grafica este efecto, su comportamiento y su movimiento en el espacio plástico.

De un trazo en apariencia espiralado nacen figuras imposibles de definir: hay quienes verán rombos, otros círculos; lo que sea que se observa es producto de una raíz –línea primitiva en este caso- de la que surgen las restantes. Así Benchetrit construye azarosamente este ‘mundo’. Como las burbujas que produce una explosión en el fondo del mar, tan solo se expanden buscando su propio lugar. Son obras conformadas por dos partes: una acuarela en papel como base y, por encima, un acetato trabajado con tinta. La dependencia entre figura y fondo es insoslayable.

En Mundo Circular, la artista sigue operando la influencia oriental que evocó en series anteriores, cuestión ya mencionada por Julio Sánchez (2). Nuevamente con el papel como soporte y a través del proceso del collagraph –técnica experimental de grabado- demuestra sus habilidades como pintora y grabadora. Podría decirse que se trata de una suerte de paisajes abstractos, en donde el fondo monocromo alberga líneas desordenadas – en un tono por encima- que sirven de estructura para apoyar figuras similares a las que trabaja en Mundo Eclosión. En esta superposición, el desequilibrio de las líneas entrecruzadas y los roleos abiertos y cerrados, proponen un interesante juego de inestabilidad.

En ETÉREA es inevitable detenerse en las formas, pero como mencionase Cezanne (3): “…no debería decirse modelar (cuerpos), sino modular (colores)…”. He aquí la clave para interpretar este corpus de obras: en la armonía del uso del color se advierte la libertad de las formas, su plenitud.

Laura Feinsilber (4) mencionó que Benchetrit había llegado a su madurez artística. Asimismo, es preciso decir que su temperamento inquieto no se ha quedado en la tradición y continúa en la búsqueda. Es ahí en donde su obra hace la diferencia.  

Eugenia Garay Basualdo
Curadora

(1) Walter Hess, Documentos para la comprensión del arte moderno, Buenos Aires, ed. Nueva Visión, 2003. Pag. 156
(2) Catálogo de la exposición de LB, Suipacha galería de arte, Buenos Aires, 2007.
(3) Walter Hess, Documentos para la comprensión del arte moderno, Buenos Aires, ed. Nueva Visión, 2003. Pag. 26
(4) Catálogo de la exposición de LB, la galería Empatía, Buenos Aires, 2010.
En una nota periodística reciente mencioné que hay ciertas muestras de artistas que ofrecen una suerte de refugio ante “el griterío exterior”, contaminante de todos los estamentos de nuestra realidad política, de la vida cotidiana y como no podría ser de otra manera, del mundo del arte.

Es saludable y también alentador visitar el estudio de Laura Benchetrit donde encontré suavidad, calidez y silencio. El silencio necesario para la contemplación de una obra pequeña.

¿Qué quiero decir? ¿Qué no es importante?. Todo lo contrario.

Afortunadamente, su obra está situada fuera del arte espectáculo, del arte de moda, de lo controversial, por lo controversial mismo.

Lo suyo es el hacer. Un hacer que al encuentro con el crítico y también el contemplador, despierta vivencias, está abierto a la posibilidad de un intercambio intelectual y a una percepción emocional.

Desconocía su obra, pero a través de diferentes catálogos he podido observar que en el papel, su principal soporte, como lo señaló el crítico Fermín Fevre en 1993, desarrolló “un registro expresivo atmosférico, sin apoyaturas ni referentes figurativos, ni otros recursos de imagen”.

Una materia evanescente, un repertorio cromático que a la manera de grafismos hacen la forma, o no forma construida con gran intensidad espiritual.

Gradualmente aparece la geometría, así lo constatamos en el catálogo de su exhibición de 2007: cuadros y cuadros- objeto, tablas que se superponen en las que “encierra” formas más ligadas a lo concreto, mucho más racionales pero que también dejan lugar a su capacidad para llenar ciertos vacíos con recursos provenientes de su dominio del grabado.

Por eso, el crítico Julio Sánchez señaló que esa nueva serie “construía un puente entre dos dimensiones bien definidas…un eslabón entre lo visible inmediato y lo invisible adyacente”.

Convocada para escribir este texto sobre su muestra actual siento que en este momento todo fluye naturalmente: el color de los fondos, una geometría se desliza sugerentemente, parece avanzar, consiguiendo profundidad y espacio para fusionarse con sus técnicas favoritas, acuarela, pastel, collagraph dentro de los límites impuestos por el marco convencional.

“La aniquilación del sujeto del arte, del artista, en la desinvestidura del acto creador”, frase algo apocalíptica de Jean Baudrillard (“El Complot del Arte”) pero que constantemente martilla y desencadena en mí, sentimientos encontrados y dudas acerca del alcance de mi percepción, me permite valorar la actitud y el hacer mencionado, ya que Laura Benchetrit está alejada de lo superficial, lo insulso y lo obvio.

Los críticos nombrados coinciden cuando se refieren a una inevitable asociación con el misticismo oriental.

Sun Kuo- t´ing , un maestro de la estética taoísta , dice que hay tres períodos en la práctica de la caligrafía y por ende de la pintura.

Creo que Laura Benchetrit está en el tercer período, en el que “ha ordenado todos sus recursos para juntarlos en un estilo simple y de apariencia fácil. Y aquí estamos en la cima del logro artístico”.

Laura Feinsilber
Miembro de la Asociación Argentina de Críticos de Arte
“Partes del todo”

Teatro Argentino de La Plata

…Benchetrit, la geometría le sirve a esta artista para experimentar el espacio desde el plano y el fragmento. Una mirada hacia las experimentaciones de las vanguardias argentinas posibilitan una lectura cuya genealogía puede rastrearse de una investigación curiosa de las posibilidades que posee el lenguaje abstracto geométrico, sin racionalizar su visión. Los rastros y texturas enriquecen el plano, haciendo hincapié en la idea de una nueva visión abstracta, con la vigencia experimental de esta  época.

Rosa Faccaro
Revista Magenta, octubre 2009
Todo parece sobrevolar por encima de la superficie. Como una nube de polvo de oro soplado por los mofletes de un alquimista. Hasta que esa superficie se corta en línea recta, en ángulos geométricos que ordenan el caos informe. Este es el diálogo que se produce en la nueva serie de cuadros y cuadros objetos creada por Laura Benchitrit. Sus obras de mediano formato conjugan la indefinición brumosa del color con el rigor de la línea recta. No es difícil vincular esta pintura a la tradición de la pintura oriental y a sus mediadores occidentales; se distingue de ellos por el gesto diluido en la superficie alternando con otro gesto potente en el grafismo. En su última producción hay cambios significativos, quizá sus últimas incursiones en la técnica del grabado hayan incidido en ello. Aquella brumosa espesura de color, esa que convocaba la atmósfera de un William Turner, aquel haiku cromático que caracterizaba su pintura, se enfrenta hoy a una nueva dimensión espacial que no tiene que ver con el espacio virtual de la representación, sino con la contundencia de lo real. El soporte pictórico, las tablas, se superponen unas a otras en un orden que pueden alternar entre la simetría y la asimetría, o entre una disposición ortogonal y otra más libre. Esta superposición de tablas, esta suma de superficies plantea la acumulación de minúsculos peldaños de una pirámide nunca construida, el cuadro se convierte en un delgado objeto que podría emparentarse con el principio de una maqueta, como las que hicieron los artistas del constructivismo o el suprematismo ruso. Laura le da una peculiar importancia a los espacios intermedios, como en Sombra Secreta, una obra donde el plano que interrumpe la continuidad entre los otros dos adquiere un protagonismo inusitado. No menos significativos son los espacios negativos, la horadación de la superficie del cuadro en formas geométricas poligonales. Estos polígonos (generalmente de cuatro ángulos) recortan las tablas y se convierten en portales a una oscuridad secreta, a un inframundo cromático que el espectador apenas puede adivinar. Estos “huecos” nos recuerdan la importancia del vacío proclamada por Lao Tsé en su Tao Te King: “con arcilla se fabrican las vasijas, pero la utilidad de las vasijas depende de su vacío; para construir una casa hay que hacer puertas y ventanas; y son esas aberturas vacías las que permiten usarla”. Las puertas y ventanas que incorpora Laura a sus obras nos precipitan a una zona metafóricamente infinita, el “detrás del cuadro”, provocando una sensación de secreta curiosidad. La disposición de algunos planos que cubren parcialmente aquellos “huecos” nos predisponen a pensar en un acceso semi escondido, como si nos invitara a pasar, aunque con cierto resquemor.

En obras anteriores, Laura nos sumergía en el vientre de una tormenta de color; en esta nueva serie construye un puente entre dos dimensiones bien definidas, entre un universo que se despliega impredeciblemente y una razón que lo ordena con la geometría y la línea recta, un eslabón entre lo visible inmediato y lo invisible adyacente. Los títulos poéticos: Geometría de la luz, Sombra secreta, o Insostenible ligereza confirman esta intención de plantear una realidad un poco incomprensible, casi paradojal entre aquello que es en sí  y esto que podemos percibir.
Laura Benchetrit tiene un extraño parentesco con el maestro inglés William Turner.  Pienso en las últimas obras al estilo del "Temeratte", y mas aún en su "Lluvia, vapor y velocidad", donde la máquina a vapor atraviesa un puente.
   
Poco importa que Turner tenga alguna referencia figurativa y que Benchetrit sea totalmente abstracta.  El arte no pasa por esas diferencias, como tampoco es mas o menos música "La flauta mágica" de Mozart que una de sus sinfonías.   El arte pasa por la calidad que se dirige a lo que alguien llamó el ojo inteligente, el ojo que piensa.  No olvidemos que de todos nuestros sentidos el ojo es el que tiene el mayor número de ramificaciones en el cerebro.

Laura Benchetrit se pasea por gamas cálidas o frías.  Sus colores se esfuman, interpenetrándose  con la soltura que presta el agua.  Salvo que alguno que otro pastel sobre el papel, Laura despliega su gran talento en acuarelas sobre papel, uno de los medios explorados por Turner.

Los títulos de las obras nos hablan de vivencias que el artista ha traducido en equivalencias plásticas:  "Amor profundo", "Amor pasajero", "Violeta iluminado", "A través de una lágrima", y así por diversas emociones subjetivas que esta creadora logra objetivar otorgándoles la carta de ciudadanía de la belleza.

Una muestra para admirar.

Rafael Squirru, 2003
Un color evanescente

El color rige cada una de las obras de Laura Benchetrit, una pintora de la generación intermedia y de raro refinamiento en el planteamiento compositivo.

Mínimos rastros gestuales animan las superficies en las que el color se aposenta con fuerza, en gradaciones mínimas, y produce sus efectos evanescentes que nada tienen de débiles en el resultado final que hace el ojo.

Una muestra hermosamente pensada, como una serie de ideas que hubieran sido puestas en orden.

Albino Dieguez Videla
La Prensa, 27 de abril de 2003
Serena comunicatividad

Las acuarelas, témperas, pasteles y técnicas combinadas que la artista Laura Benchetrit presenta en esta muestra integran una unidad expresiva que permite apreciarlas como si se tratara de una gran obra abierta a diferentes variantes de un mismo concepto.

Estas obras, nos recuerdan al principio de Cézanne acerca de que "el color hace la forma" ya que la artista desarrolla su creatividad desde las cualidades perceptivas del color, al que siente con marcada intensidad.  El soporte del papel, contribuye a que el mismo se desarrolle en un registro expresivo atmosférico, sin apoyaturas ni referentes figurativos, ni otros recursos de imagen.

De tal modo, Laura Benchetrit logra atmósferas sutiles y refinadas propias de una captación sensible que va a lo esencial, despojada de todo elemento secundario.  Crea así un espacio para la reflexión serena y el encuentro con el mundo interior.  Por eso hay en sus obras una inevitable asociación con el misticismo oriental.

Sin turbulencias gestuales ni apelaciones al poder de atracción de la materia, que tiende, en su caso, a ser diluída y casi evanescente, la artista puebla a sus obras en un innegable misterio.  Nos lleva al terreno de la ambigüedad, atributo de la verdadera creación artística, y de lo inasible.  Todo está como sugerido, alegando ausencias y ofreciendo en clima alcanzado una posibilidad de encuentro espiritual.

La visión predominante es armoniosa y serena, como una apelación al orden del cosmos y a la comunión existencial con él que el hombre puede aspirar como paradigma.  La artista nos lo presenta como una búsqueda que ella parece encarar en cada obra, de una manera distinta, según la gama cromática empleada.

Su obra registra estados anímicos, momentos en el que el alma se sitúa ante el universo, aspirando con legitimidad a esa sed de absoluto que todos tenemos en la profundidad del ser.  La capacidad del artista se releva en la posibilidad de comunicar lo personal llevándolo a un plano mas universal, de modo de poder compartirlo con los demás.  En esa transferencia de vivencias, en las que se encuentran las identidades más profundas radica el poder convocante del arte.  Laura Benchetrit logra hacerlo realidad.

Fermín Fevre
Buenos Aires, Marzo de 2003
La primera muestra individual de Laura Benchetrit parece auspiciosa por la seriedad con la que encara el difícil tratamiento de la acuarela y la témpera.

Las formas de una abstracción lírica, evanescente, comunican íntimas sensaciones que podrían relacionarse con ciertos textos literarios y con las telas que aún traza el célebre informalista francés George Mathieu.

Albino Dieguez Videla, 2001
Imaginación, caos ordenado, la mirada puesta en lo oriental, abstracción, improvisación ...

La obra que hoy nos presenta Laura Benchetrit habla con sigilo de su realización, esto es quitar todo lo complejo para que quede lo simple.

De esta manera, logra hacernos espectadores partícipes.

El deseo de ver y saber, la ubica de modo preponderante en su memoria emotiva, para encontrar así las formas que componen sus temas.

La necesidad de realizar la conduce finalmente a un objetivo claro:  su liberación.

Rómulo Sidañez, 2001
La síntesis y el trazo de Laura Benchetrit nos acerca al Oriente, ahí está toda su esencia, su búsqueda.
El color es vivo y a la vez de gran pureza, sus matices son ricos en transparencias, el blanco del fondo es tratado como color.

Sus acuarelas distan felizmente de la técnica académica, sus aguas y lavados nos acercan a un estado muy especial del espíritu. Así pues hoy podemos gozar de la claridad de sus trabajos.

Sus temples finamente realizados nos demuestran una vez más que la calidad de una obra no está solo en el óleo y que el éxito se encuentra cuando la sensibilidad está cómoda con el material que le es afín.

Baubeau de Secondigné, 2001
CONTACTO
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Laura Benchetrit
laurabenchetrit.arte@gmail.com
diseño web  alauna